Visitas Guiadas - roma

ROMA

RECORRIDOS TURÍSTICOS CON CONDUCTORES Y GUÍAS PRIVADOS EN ESPAÑOL
Un guía profesional privado, solo para vosotros, y que domina el español os ayudará a apreciar la belleza, cultura, historia de Roma y disfrutar lo mejor de su tiempo. Despuès algunos itinerarios ejemplos; Segun la exigencia y tiempo disponible se puede confeccionar un itinerario particular para usted.

DURACIÓN DEL TOUR: 3 HORAS CON GUÍA DE HABLA HISPANA

VISITA GUIADA AL BARRIO JUDÍO: El tour será en español y en exclusiva solo para vuestro grupo. Durará aproximadamente 3 horas. Dependiendo de la situación de vuestro hotel, vuestro guía os encontrará directamente en vuestro hotel o en otro lugar que se haya organizado previamente, a la hora que vosotros elijáis.

Caminaréis a lo largo de las calles estrechas y acogedoras del barrio judío y aprenderéis a reconocer los nombres italianos judíos, disfrutaréis visitando las tiendas de judíos y podréis elegir un restaurante donde comer platos típicos de pescado y alcachofa (alcachofas a la judía). Pasaréis por las “Fuente de las tortugas” diseñada por Giacomo della Porta, muy importante como recurso de agua de la ciudad de Roma que recibía el agua desde el Acueducto Virgen. Os fascinaréis con la Sinagoga, conocida como “Templo” y, si coincidís con el horario de apertura, podréis entrar a verla además del museo que alberga. Cruzaréis el puente judío para llegar a la isla del río Tíber: Isla Tiberina. Aunque la isla no forma parte del Gueto, la presencia judía en este lugar fue siempre fuerte. De hecho, la sede del hospital judío estaba situada allí y hoy en día todavía se mantiene la clínica en el Palazzo Caetani.

BREVE EXPLICACIÓN DE LA HISTORIA: El gueto de judíos en Roma era una de los más antiguos del mundo. En 1555, el Papa Pablo IV solicitó que el gueto se construyese en el área donde la población judía todavía vivía: el barrio de San´Angelo cerca del teatro Marcello (la colina Aventino y Trastévere). Tener en cuenta que en esta época Roma no era parte de Italia sino del “Estado de la Iglesia”. Los judíos debían vestirse con una signo distintivo azul verdoso para ser reconocidos (un sombrero para los hombres y algo más para las mujeres). Por un breve período, durante la Revolución Francesa entre los años 1798 y 1814, los judíos tuvieron los mismos derechos y la misma ciudadanía que los demás. En 1848, el Papa Pio IX solicitó que los judíos volviesen a su Gueto, aunque no existían ni murallas ni puertas de separación. En 1848, el Papa Pio IX exigió que se eliminasen las murallas que rodeaban el Gueto de judíos . Con la proclamación de la República Romana en 1849, la segregación racial fue abolida y los judíos se emanciparon. Cuando la República Romana cayó, el mismo Papa solicitó que los judíos volviesen a su Gueto, aunque ya no existían ni murallas ni puertas de separación. En 1870, la ciudad de Roma se anexó al Reino de Italia y esto terminó con el poder de los Papas y los judíos fueron tratados al igual que los demás ciudadanos italianos.

En 1888, se aprobó el nuevo plan de ciudad para la capital y los callejones insanos y los edificios del gueto fueron reemplazados por otra área más ordenada, principalmente en tres calles: Via del Portico d’Ottavia, Via Catalana y Via del Tempio.

En 1891, empezó el art-nouveau asirio-babilónico de la Sinagoga. En la actualidad, hay muchas sinagogas en Roma pero solo una se conoce como el “Templo Mayor de Roma”.

Hoy en día, los romanos consideran Via Arenula, Via dei Falegnami, Via de’ Funari, Via della Tribuna di Campitelli, Via del Portico d’Ottavia y Lungotevere de’ Cenci como parte del gueto.

Desde 1870, los judios romanos eligieron vivir en otras áreas de la ciudad pero guardan una relación especial con esta vieja área del gueto: ésta área, y sus alrededores, son puntos de referencia para la comunidad de judíos de Roma.

Si queréis reservar un tour privado para vuestro grupo por el barrio judío de Roma, por favor enviarnos un e-mail a info@beautyinitaly.com